lunes, 20 de febrero de 2017

'Ethan Frome' de Edith Wharton




Título: Ethan Frome
Autor: Edith Wharton
Editorial: Alba clásica
Fecha de publicación: 1911
Páginas: 165
Puntuación: 4/5




Lo mío con este libro fue amor a primera vista. Vi su portada y me enamoré de él. Que fuera de Edith Wharton era otro punto a favor. Y tras leer el argumento ya no había duda que me haría con él tarde o temprano. No estaba entre mis planes comprármelo tan pronto, pero tras toparme con él físicamente en una librería ya no pude resistir más la tentación.

"Si conoce usted Starkfield (Massachusetts), sabrá dónde queda la oficina de correos. Si conoce la oficina de correos, habrá visto a Ethan Frome llegar, soltar las riendas de su bayo de lomo hundido y cruzar cansinamente la acera de ladrillo hasta la columnata blanca; y seguro que se ha preguntado quién era".

Éste ha sido uno de los libros que ha llegado a casa y más rápido he leído. Normalmente, los compro y se quedan en la estantería esperando su turno. Pero tras acabar de leer Pioneros, no me apetecía ponerme con ningún tocho ni nada sesudo, así que Ethan Frome se presentaba como la mejor opción. Es una novela muy muy cortita (165 páginas) que tuve que dosificar porque sino me la hubiera acabado en dos tardes de lo adictiva que era. Su autora, más que una novela, se refería a ella como un cuento y en parte, estoy de acuerdo con ella, porque el ambiente que creó para contar esta historia tan sencilla es muy de cuento.

La trama arranca cuando un joven ingeniero se queda aislado en un pueblecito de Massachussets por un fuerte temporal de nieve. Mientras reside allí, observa el pueblo, sus habitantes y cómo el clima tan blanco, frío y duro condiciona la vida y la forma de actuar de sus habitantes. Uno de ellos, Ethan Frome, llama pronto su atención. Aunque es educado y cordial con sus vecinos, Frome es solitario, está lisiado y aparenta mucha más edad de la que tiene. Pronto averigua que reside fuera del pueblo con dos extrañas mujeres y que pasa por dificultades económicas. Los vecinos aseguran que nadie que sea listo se queda en el pueblo y el ingeniero está decido a descubrir qué le pasó a Ethan Frome, pues es evidente que algo tuvo que pasar, Ethan es demasiado inteligente. A lo largo de una larga noche, en la que ambos hombres quedan aislados por una tormenta, el joven ingeniero tendrá la oportunidad de descubrir todo sobre el misterioso pasado de Ethan Frome.


Edith Wharton escribió esta novela en 1911, nueve años antes de ganar el premio Pulitzer por La edad de la inocencia. Ésta última la leí hace un par de años y quedé maravillada con la forma de escribir de la autora, cada palabra encajaba perfectamente y tenía frases tan maravillosas que daban ganas de anotarlas todas en un cuaderno. Pero para este libro escogió un estilo narrativo mucho más sencillo, más directo y más ágil. Aquí uno no se para a paladear cada palabra, sino que se trata de dejarse llevar por la historia con el afán de descubrir qué pasó y cómo va a acabar.

Con lo mucho que me había gustado La edad de la inocencia tenía las expectativas muy altas con Ethan Frome. Ambas novelas son como la noche y el día, pero cada una es estupenda a su manera. La mayoría de sus novelas se ambientan en la ciudad y se mueven en círculos bastante aristocráticos, pero en Ethan Frome rompe todos los moldes y ambienta la historia en un mundo rural. Esto le permite plantearnos un tipo de historia diferente, más ruda, menos refinada y rebuscada y sí más cruda y fría, muy en consonancia con el clima. Me gustó mucho cómo utiliza el recurso del tiempo, a veces como un buen reflejo del comportamiento humano y otras, según cómo lo presente es capaz de transmitirle al lector sensaciones de un ambiente opresor, de pesadumbre, de soledad y otras veces, todo lo contrario: serenidad, paz y la posibilidad de un porvenir.


Otra cosa que me sorprendió es la forma en que está estructurado el libro. Es una historia dentro de otra. Primero tenemos la historia narrada en primera persona del ingeniero que se queda aislado por un temporal de nieve en el pueblo y  que nos sirve de introducción de la segunda historia, quién es Ethan Frome y cómo ha llegado a su situación actual, contada de manos del ingeniero a través de un largo flashback en tercera persona. Este cambio en el estilo narrativo es sorprendente, porque pasa casi desapercibido y llegó un punto en que la historia de Ethan cobra tal fuerza que uno se olvida que estamos inmersos en un largo flashback que tarde o temprano nos devolverá a un presente nefasto para Ethan.

Para mí este libro tenía un gancho muy potente, descubrir el pasado de Ethan. Y sorprendentemente, no me ha decepcionado en nada, incluso aunque el final se vea venir. Su historia es muy bonita, llena de ilusiones, de sueños rotos, de sacrificios, de deberes, de desengaños y de la cruda realidad. El trío que protagoniza la historia está perfectamente descrito por la autora en muy pocas páginas y a lo largo de la narración se presentan varias escenas con tanta fuerza y capaces de evocar tamañas sensaciones que no pude evitar compararla por momentos con Rebeca de Daphne du Maurier.

Investigando por la red, he descubierto que Ethan Frome tuvo su adaptación cinematográfica con el mismo título en 1993 con Liam Neeson, Patricia Arquette y Joan Allen como protagonistas. Aún no he tenido la oportunidad de verla, pero no creo que tarde mucho en cuanto tenga un rato, pues me pica la curiosidad ver cómo la adaptaron.

Para este libro sólo tengo palabras de elogio. Ha sido una maravillosa sorpresa que os recomiendo sin ninguna duda. ¿Lo conocíais?




Recordad que también podéis visitar la página de Facebook del blog






2 comentarios:

  1. ¡Hola! Todavía no tengo el placer de haber leído a Edith Wharton, y eso que tengo 'La edad de la inocencia' y 'La casa de la alegría' esperando en casa, pero tal y como lo pintas, tan breve y enigmático (¡y esa referencia a 'Rebeca'! ^^ ) creo que me lo apunto también. De hecho, el título lo conocía porque estaba en la lista del reto de las Gilmore, pero no sabía para nada de qué iba... De todos modos, creo que lo suyo es leer primero 'La edad de la inocencia', paso a paso... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Yo tampoco lo conocía para nada, es más, me lo encontré por casualidad mientras cotilleaba por Amazon, pero ha sido un gran descubrimiento. Seguramente, en nivel de redacción no está a la altura de 'La edad de la inocencia', pero es tan cortito que se puede colar entre lectura y lectura y disfrutarlo igual. Me gusta mucho como escribe esta autora, así que probablemente, el siguiente paso será leer 'La casa de la alegría' :)

      Eliminar