lunes, 22 de junio de 2015

iZombie

Ayer empezó el verano (malo, muy malo para mi gusto) y encima yo lo he empezado arrastrando una de esas super gripes estivales que te dejan chafadísima. Pero bueno, ya ando por el camino de la recuperación y espero en un par de días estar como nueva. :)
Ahora que llega el verano y hay más tiempo libre quizá estéis buscando una serie nueva que empezar. Yo esta semana he acabado la serie iZombie y me ha gustado tanto que os la quería recomendar.


La serie es cortita, sólo 13 episodios, pero es muy entretenida y adictiva. La verdad es que no esperaba tanto de ella y ha sido toda una sorpresa encontrarme con una serie tan distinta y refrescante en el panorama actual. Basada en un cómic de DC, pensaba que sería más oscura y seria, pero debo decir que todo lo contrario, es un soplo de aire fresco, alejada de las historias de superhéroes a las que estamos tan acostumbrados y a las típicas historias de zombis que hemos visto últimamente en cine o televisión.


La historia de iZombie gira entorno a Olivia Moore, una joven doctora responsable y disciplinada que acude a una fiesta en un yate y regresa convertida en una chica zombie. La vida de Liv da un vuelco, con su nuevo aspecto pálido y rubio platino, decide cortar con su prometido y abandona su preciado trabajo en el hospital para aceptar un puesto de forense en la morgue. Así, la joven puede saciar su sed de comer cerebros sin tener que asesinar a nadie. Liv pronto descubre que al comer esos cerebros también adquiere los recuerdos que tenían sus antiguos propietarios y con esa información comprende que puede ayudar a la policía a resolver los casos de esas víctimas. Es así como, con la complicidad de su jefe Ravi, empieza a colaborar con el detective Babineaux, haciéndose pasar por vidente, y así, en la medida de lo posible, resolver los diferentes crímenes de Seattle.

iZombie no es una serie procedimental al uso. Aunque en cada capítulo se resuelve un caso, muy a menudo, los casos no tienen tanta importancia y resulta mucho más interesante ver cómo avanza la historia de los diferentes personajes y la gran trama zombi. Para mí, lo mejor de iZombie son sus personajes.
Liv es un encanto como zombie, el espectador siente simpatía por ella desde el primer instante, es brutal, pero a la vez sigue conservando su dulzura y su humanidad, intenta pasar lo más desapercibida posible y se consuela pensando que comer cerebros humanos no es tan malo y repugnante, mientras las muertes de esas personas no queden impunes. Me gustó mucho descubrir que Liv, no sólo adquiere los recuerdos de las víctimas si no también rasgos de sus personalidades. Me reí un montón cuando la ves fría y calculadora como un francotirador, pija y superficial como una animadora, friki y glotona como un gamer o aguda e inquisitiva como una periodista.

Ravi, como el jefe forense, también es de lo mejorcito. Cómplice del secreto de Liv, se convierte en un aliado simpático y optimista, un buen amigo que siempre está para echarte un cable cuando lo necesitas y que sabe cómo quitarle el hierro al asunto.
Babineaux, es el contrapunto, serio y responsable, siempre al pie del cañón, dispuesto a ejercer su trabajo desde la legalidad, siempre cerca de zombis e ignorando su existencia. Y Major, el ex prometido de Liv, es otro de los puntales de la serie, que tiene una gran y sorprendente evolución a lo largo de los capítulos. Hay más personajes, también muy interesantes, pero no os hablo más de ellos para no destriparos más de la trama.

Además, otra cosa que me gustó es que la serie bebe de sus influencias comiqueras y a menudo vemos en pantalla recursos típicos del cómic, como bocadillos o imágenes reales congeladas como si fueran una viñeta y con sus personajes dibujados. Sin ir más lejos, la cabecera de la serie es un buen ejemplo de ello, a mí me encantó y resume perfectamente en 20 segundos el punto de partida de la serie.


Como os decía, lo primordial de iZombie es la interacción de los personajes y la trama, que no se está por tonterías y avanza rápidamente a lo largo de los 13 capítulos hasta llegar al final, un final apoteósico que me ha dejado con ganas de saber más. A mí me toca esperar a que se estrene la siguiente temporada. Vosotr@s, ¿os animáis a darle una oportunidad?

lunes, 1 de junio de 2015

In my mailbox (V)

Prácticamente llevo un mes desaparecida del blog y no era mi intención, la verdad. No puedo decir que haya pasado nada determinante, simplemente un exceso de cansancio diario y poca inspiración para contaros cosillas. Eso sí, cosas he hecho. He visto varias películas (más malas que buenas, si os soy sincera), he ido rematando las series que vamos siguiendo desde principios de año, he hecho una visita exprés a Valencia, he organizado la tradicional fiesta eurovisiva en casa y he aprovechado para ir avanzando en lecturas que si no mi reto literario de este año se va a quedar en agua de borrajas.
 
Y de lecturas es de lo que os voy a hablar hoy. En abril, una vez pasó Sant Jordi y hube situado las nuevas adquisiciones en las estanterías, decidí que había que moderarse, que el espacio escasea y la lista de pendientes no para de aumentar en vez de disminuir. Como veis, la foto del mes de mayo es más reducida y no todo han sido compras mías.
 
 
 
Los dos primeros de los que os voy a hablar han sido regalo de mis amigas por mi cumpleaños:
 
El príncipe Lestat es la última novela publicada de Anne Rice. Cuando lo vi en las librerías me hizo gracia y la edición es muy cuca, tapa dura y el exterior de las páginas de color rojo. Pero no tenía claro si lo iba a comprar porque leer libros de esta autora es como estar en una montaña rusa. Me explico, si bien las tres primeras novelas de las Crónicas vampíricas que forman esta saga me encantan, las otras que le siguen me parecieron sólo un vehículo de la autora para hacer dinero con cada ida de pinza... Pero he leído por ahí que este último es una vuelta a las orígenes, así que no tiene que decepcionar, ¿no?
 
 
 
Cartas de una pionera fue toda una sorpresa y un regalo totalmente inesperado. Es de esos libros que veo por los blogs y que me llaman muchísimo la atención, pero que luego me cuesta horrores encontrar en las librerías. Más, cuando prefiero encontrármelos de casualidad en los estantes y no encargarlos. Como os decía, le tengo muchas ganas a este libro, por estar basado en hechos reales y protagonizado por una mujer que a principios del siglo XX abandona su vida "acomodada" en el este y viaja al Oeste para empezar una nueva vida. Escrita en forma epistolar, narra las vicisitudes y problemas diarios que surgían en ese nuevo mundo para los pioneros. Y encima edita Hoja de Lata.
 
 
Y los otros dos libros del mes, los encontré de casualidad paseando por el mercado de Sant Antoni donde se pueden encontrar joyitas de segunda mano a muy buen precio y en excelente estado.
 
 
Siete euros y casi con la plastificación puesta. En cuanto lo vi pensé que no podía dejar pasar esta oportunidad. Hacía tiempo que le tenía el ojo echado a Recuerdos de Jane Austen, la primera biografía de la escritora redactada por un miembro de su familia, su sobrino James. Aunque creo que la biografía escrita por Claire Tomalin es la mejor, este libro es una nueva oportunidad de acercarme a Jane Austen, ya que hace tiempo que me leí todo lo que había publicado la escritora británica y ya no queda mucho más de ella, salvo releer sus novelas.
 
 
 
Gangs de Nueva York de Herbert Asbury fue el último libro que llegó a casa. No sabía de su existencia, pero lo primero que me llamó la atención de él fue su portada. Vi la película hace muchísimos años y en sí me gustó, aunque creo que la historia estaba muy muy recortada. Este libro no es la película, si no que permite acercarse con más detalle a un pedacito de la historia de la Gran Manzana, a cómo eran los días en aquella ciudad que empezaba a crecer y ganar importancia, una época muy convulsa y peligrosa, dónde los gángsters movían los hilos y tenían una gran influencia. Por tres eurillos no le iba a hacer un feo a este libro y dejarlo allí abandonado cuando seguro que descubriré cosas bien curiosas y completaré las lagunas que me dejó la película de Martin Scorsese.
 
 
Espero vuestros comentarios y prometo no tardar tanto en traeros nuevas entradas.