domingo, 22 de febrero de 2015

'Lolita' de Vladimir Nabokov



El club Pickwick decidió que íbamos a empezar el año con una lectura dura y difícil. No era mi primera vez con Lolita, pues ya lo había leído cuando era una quinceañera, pero me apetecía volver a acercarme a la historia para ver si mi opinión mejoraba con la edad y una relectura. Y la verdad es que lo ha hecho.
 
La historia es más o menos conocida por todos. Humbert Humbert es un profesor que se traslada desde Europa hasta Estados Unidos, huyendo de un pasado y unos recuerdos que lo atormentan. Una vez en Estados Unidos, se instala como huésped en la casa de la viuda Haze y allí es dónde conoce a Lolita, la hija de su casera. Lolita es una chiquilla de apenas 12 años, pero tan seductora y perturbadora que el profesor no tarda en caer bajo su hechizo. Poco a poco, Lolita se convertirá en su obsesión, su amor y la fuente de su deseo hasta el punto de llegar a casarse con la viuda Haze, aunque apenas la tolere, sólo para estar más cerca de Lolita.
 
"...y entonces, sin el menor aviso, una oleada azul se hinchó bajo mi corazón y vi sobre una esterilla, en un estanque de sol, semidesnuda, de rodillas, a mi amor de la Riviera que se volvió para espiarme por encima de sus gafas de sol."
 
El libro fue y es un texto muy controvertido por los temas difíciles que toca: la pedofilia y el incesto. Eso sí, el autor nos lo narra de una forma muy sutil y elegante, las imágenes que crea para el lector no son tan escabrosas como se debería de suponer. Juega mucho con la insinuación narrativa. Algo que me gustó y que me ayudó a distanciarme y a tomarme el texto como una novela de ficción y no como algo real y perverso. Mientras leía la novela llegué a la conclusión que Humbert Humbert no es un personaje tan macabro, al fin y al cabo nos está contando la historia de su atracción y enamoramiento por una jovencita, que en ningún momento me pareció una víctima ni tan inocente como cabría suponer. Cierto es que la historia está contada por el propio Humbert desde su perspectiva y que ésta puede estar distorsionada, pero Lolita es descarada, consentida, provocativa y seductora, una niña que juega a ser mujer, un juego que se le va de las manos desde el momento que ignora que está jugando con un monstruo. No conseguí sentir compasión por Lolita, pero Humbert me pareció patético y ridículo por momentos y también algo pedante con tantas expresiones en francés. Obsesionado por una fantasía, perturbado, haciendo lo imposible por contentar y satisfacer a una niña caprichosa que me resultó a veces muy odiosa.

Los personajes de la novela están muy bien, pero lo que más destacaría del libro es la prosa del autor, especialmente la primera parte con una narración preciosa, llena de matices y de gran sonoridad. La segunda parte ya es otro cantar. No sé si el autor pretendía mostrarnos los sentimientos encontrados de Humbert (felicidad, culpabilidad, desaso- siego, incomodidad, desconcierto, celos o impotencia) mediante un texto repleto de detalles y detalles y miles de enumeraciones; o si bien, el autor usó toda su maestría en la primera parte y en la segunda ya estaba desganado. Pero sí que se nota la diferencia y la segunda parte en ocasiones se hace muy muy pesada.

¿Recomendaría este libro? Sí, creo que habría que leerlo una vez al menos. No tan joven, como hice yo, porque si no cuesta apreciar el atractivo que tiene. Y eso sí, hay que tomárselo como lo que es, una novela de ficción porque si no puede resultar por momentos repulsivo.
 



"Te quería. Era un monstruo pentápodo, pero te quería. Era despreciable y brutal, y túrpido y cuanto pueda imaginarse, mais je t'aimais, je t'aimais!"





P.D. Siempre que acabo un libro, me gusta ver su adaptación cinematográfica. Para esta ocasión, escogí primero la adaptación que hizo Stanley Kubrick en 1962. A lo largo de casi dos horas y media, Kubrick hace una adaptación correcta de la novela, pero con ciertas licencias. Como película está bien, es entretenida y se pasa el rato volando, pero no puedo decir que como adaptación sea la mejor, porque la película no sabe hacerle justicia a la novela. Creo que es una adaptación descafeinada del texto de Nabokov, ni Humbert Humbert es un obseso perturbado, ni Lolita es tan provocativa, seductora y caprichosa como se nos deja entrever en la novela. Supongo que el miedo a la censura de la época limitó mucho la libertad creativa.  Algo que no pasó en la versión más reciente con Jeremy Irons, Dominique Swain y Melanie Griffith en los papeles principales. Me pareció una adaptación muy buena que sabe captar el espíritu de la  novela sin tapujos y sin paños calientes. De esta versión destacaría su gran fidelidad con la novela original, hasta el punto que durante varias escenas, se reproducen literalmente frases del texto de Nabokov.


 

Vladimir Nabokov nació en San Petersburgo en 1899 en el seno de una familia rica y aristocrática. Desde pequeño ya era políglota: hablaba inglés, ruso y francés. En 1919, la familia se traslada a Alemania huyendo del bolchevismo y Vladimir ingresa en la universidad de Cambridge. En 1940 se traslada desde Francia hasta Estados Unidos, en un intento de alejarse de los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Nabokov empezó escribiendo en ruso, pero el reconocimiento internacional le llegó con novelas escritas en inglés. En 1955 publicó la controvertida Lolita. Otras novelas populares fueron Pálido fuego y Ada o el ardor. También destacó como traductor con el libro Eugenio Oneguin de Aleksandr Pushkin y fue reconocido como gran entomólogo. En 1940 era el responsable de la colección de mariposas de la universidad de Harvard y se nombró el género Nabokovia en su honor. Murió en Suiza en 1977, dejando The Original of Laura inconclusa. Aunque dio órdenes que a su muerte se destruyera, su viuda fue incapaz y su hijo lo publicaría en 2008.
 

8 comentarios:

  1. Quiero leer este libro, mucho; pero al mismo tiempo me da una pereza horrible...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es encontrar el momento oportuno. Eso sí, hay que cogerlo con ganas porque la primera parte está muy bien, pero la segunda se suele hacer cuesta arriba...

      Eliminar
  2. He de reconocer que a mi me ha costado mucho leerlo y Humbert me ha caído terriblemente mal xDD
    Y aunque pedofilia si, incesto no me parece, al fin y al cabo no es su padre.
    Coincido en que Lolita no es precisamente inocente ni víctima. Se supone que tendría que dar pena al lector pero...como que no. Y también en que las imágenes no son nada escabrosas. Se deja intuir pero no es una narración tan gráfica en ese aspecto.
    En cuanto a las adaptaciones, tengo ganas de ver esta de Kubrick, porque hace tiempo vi la versión más moderna.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro se hace pesado en algunos puntos, pero en general, no está nada mal. Humbert me parecía tan patético... y Lolita no me daba ninguna penita :p Eso sí, a controvertido no le gana ninguno.
      La peli de Kubrick no está mal, es entretenida, pero a pesar que el autor colaboró en el guión, Kubrick hizo lo que quiso. Hay pequeñas licencias y hay cosas que se las salta porque sí. Menos mal, que no optó por casar a Lolita con Humbert como había sido su capricho inicial. Si la ves, ya me contarás qué te pareció.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. No me gustó nada cuando lo leí, así que ni pensé en releerlo para el club.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera vez que lo leí tampoco me gustó mucho, el recuerdo que guardaba era de ser un tostón. Así que te entiendo perfectamente. Pero esta relectura me ha ayudado a apreciar la prosa y a valorar la primera parte
      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Pues dudo si leerlo o no. Hay tantos libros pendientes...
    Genial reseña.
    ¡Nos leemos! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, este libro no es para todos. Hay que cogerlo con ganas y mente abierta. Pero creo que todo el mundo debería leerlo al menos una vez en la vida. :)
      ¡Hasta la próxima!

      Eliminar