domingo, 30 de abril de 2017

Sant Jordi 2017


Como ya viene siendo tradición, cada año por Sant Jordi toca acercarse hasta Barcelona para disfrutar de un día lleno de libros y rosas. Este año al caer en domingo ha sido una fiesta mucho más multitudinaria y yo, que cada vez soporto menos las aglomeraciones, he seguido mi instinto y he intentado alejarme de los puestos que aglutinan a los autores más mediáticos y visitar aquellas paradas en las que sé que puedo encontrar algún chollo o sorpresa inesperada.
 
La rosa de arriba con ese dragoncito tan gracioso fue regalo de mi chico, pero a parte de la flor no podía faltar mi pequeño "botín" de libros.
 

  • Mi prima Rachel de Daphne du Maurier. Fue la única petición que había hecho para Sant Jordi a mi chico y creí que no lo iba a tener porque estaba siendo toda una odisea encontrarlo en las librerías. Pero la parada que la editorial Alba puso este año en las Ramblas fue nuestra salvación. A parte de la novela también nos dieron un par de puntos de libro de las últimas publicaciones sobre Jane Austen de la editorial. A pesar de que Mi prima Rachel la leí en inglés hace un par de años, no he podido resistirme a tener en casa esta nueva edición que leeré pronto aprovechando la adaptación que están preparando.
  • Cazadores de sombras. 6. Ciudad del fuego celestial de Cassandra Clare. Poco a poco voy completando la saga de Cazadores de sombras. De casualidad me encontré en un puestecito solidario la sexta entrega y en tan perfecto estado que era tontería resistirse. Ya queda menos para tener la historia al completo y ponerme con ella manos a la obra ^_^
  • El hotel de los horrores / La confesión del pastor anglicano de Wilkie Collins. En el mismo puestecito solidario encontré un libro que no tenía de mi adorado Wilkie Collins. Se trata de un par de historias cortas que creo que serán ideales para leer cuando se acerque Halloween.
 
Por segundo año consecutivo, mis amigas y yo hemos repetido con la iniciativa de regalarnos y prestarnos libros entre nosotras. Los afortunados este año han sido:
 
  • The time of my life de Hadley Freeman. A este libro le tenía echado el ojo desde que salió pero a pesar de que quería leerlo, nunca me animaba a comprarlo. Sonia me ha dado la oportunidad de incorporarlo a mi biblioteca y pronto me pondré manos a la obra con este ensayo que hace un repaso de todas aquellas películas que nos marcaron en los 80 y que significaron más que un puro entretenimiento para la generación que crecimos con ellas. El libro venía acompañado de un precioso punto de libro de las Gorjuss cortesía de mi amiga. ¿Qué más se puede pedir? ^_^
  • Lo que aprendí de mi pingüino de Tom Michel. Y de la biblioteca de mi amiga ha salido este préstamo al que le tengo muchas ganas y que creo que no tardará en caer. La historia real sobre un profesor inglés y su amistad especial con un pingüino en la Argentina de los 60 ya me llamó mucho la atención cuando nos lo presentó en su blog y ahora tengo la oportunidad de descubrir si mi flechazo con él está infundado o no.
 
¿Qué tal fue vuestro Sant Jordi? ¿Muchos libros nuevos? Contadme
 
 
Recordad que también podéis visitar mi página de Facebook
 
 
 

lunes, 20 de febrero de 2017

'Ethan Frome' de Edith Wharton




Título: Ethan Frome
Autor: Edith Wharton
Editorial: Alba clásica
Fecha de publicación: 1911
Páginas: 165
Puntuación: 4/5




Lo mío con este libro fue amor a primera vista. Vi su portada y me enamoré de él. Que fuera de Edith Wharton era otro punto a favor. Y tras leer el argumento ya no había duda que me haría con él tarde o temprano. No estaba entre mis planes comprármelo tan pronto, pero tras toparme con él físicamente en una librería ya no pude resistir más la tentación.

"Si conoce usted Starkfield (Massachusetts), sabrá dónde queda la oficina de correos. Si conoce la oficina de correos, habrá visto a Ethan Frome llegar, soltar las riendas de su bayo de lomo hundido y cruzar cansinamente la acera de ladrillo hasta la columnata blanca; y seguro que se ha preguntado quién era".

Éste ha sido uno de los libros que ha llegado a casa y más rápido he leído. Normalmente, los compro y se quedan en la estantería esperando su turno. Pero tras acabar de leer Pioneros, no me apetecía ponerme con ningún tocho ni nada sesudo, así que Ethan Frome se presentaba como la mejor opción. Es una novela muy muy cortita (165 páginas) que tuve que dosificar porque sino me la hubiera acabado en dos tardes de lo adictiva que era. Su autora, más que una novela, se refería a ella como un cuento y en parte, estoy de acuerdo con ella, porque el ambiente que creó para contar esta historia tan sencilla es muy de cuento.

La trama arranca cuando un joven ingeniero se queda aislado en un pueblecito de Massachussets por un fuerte temporal de nieve. Mientras reside allí, observa el pueblo, sus habitantes y cómo el clima tan blanco, frío y duro condiciona la vida y la forma de actuar de sus habitantes. Uno de ellos, Ethan Frome, llama pronto su atención. Aunque es educado y cordial con sus vecinos, Frome es solitario, está lisiado y aparenta mucha más edad de la que tiene. Pronto averigua que reside fuera del pueblo con dos extrañas mujeres y que pasa por dificultades económicas. Los vecinos aseguran que nadie que sea listo se queda en el pueblo y el ingeniero está decido a descubrir qué le pasó a Ethan Frome, pues es evidente que algo tuvo que pasar, Ethan es demasiado inteligente. A lo largo de una larga noche, en la que ambos hombres quedan aislados por una tormenta, el joven ingeniero tendrá la oportunidad de descubrir todo sobre el misterioso pasado de Ethan Frome.


Edith Wharton escribió esta novela en 1911, nueve años antes de ganar el premio Pulitzer por La edad de la inocencia. Ésta última la leí hace un par de años y quedé maravillada con la forma de escribir de la autora, cada palabra encajaba perfectamente y tenía frases tan maravillosas que daban ganas de anotarlas todas en un cuaderno. Pero para este libro escogió un estilo narrativo mucho más sencillo, más directo y más ágil. Aquí uno no se para a paladear cada palabra, sino que se trata de dejarse llevar por la historia con el afán de descubrir qué pasó y cómo va a acabar.

Con lo mucho que me había gustado La edad de la inocencia tenía las expectativas muy altas con Ethan Frome. Ambas novelas son como la noche y el día, pero cada una es estupenda a su manera. La mayoría de sus novelas se ambientan en la ciudad y se mueven en círculos bastante aristocráticos, pero en Ethan Frome rompe todos los moldes y ambienta la historia en un mundo rural. Esto le permite plantearnos un tipo de historia diferente, más ruda, menos refinada y rebuscada y sí más cruda y fría, muy en consonancia con el clima. Me gustó mucho cómo utiliza el recurso del tiempo, a veces como un buen reflejo del comportamiento humano y otras, según cómo lo presente es capaz de transmitirle al lector sensaciones de un ambiente opresor, de pesadumbre, de soledad y otras veces, todo lo contrario: serenidad, paz y la posibilidad de un porvenir.


Otra cosa que me sorprendió es la forma en que está estructurado el libro. Es una historia dentro de otra. Primero tenemos la historia narrada en primera persona del ingeniero que se queda aislado por un temporal de nieve en el pueblo y  que nos sirve de introducción de la segunda historia, quién es Ethan Frome y cómo ha llegado a su situación actual, contada de manos del ingeniero a través de un largo flashback en tercera persona. Este cambio en el estilo narrativo es sorprendente, porque pasa casi desapercibido y llegó un punto en que la historia de Ethan cobra tal fuerza que uno se olvida que estamos inmersos en un largo flashback que tarde o temprano nos devolverá a un presente nefasto para Ethan.

Para mí este libro tenía un gancho muy potente, descubrir el pasado de Ethan. Y sorprendentemente, no me ha decepcionado en nada, incluso aunque el final se vea venir. Su historia es muy bonita, llena de ilusiones, de sueños rotos, de sacrificios, de deberes, de desengaños y de la cruda realidad. El trío que protagoniza la historia está perfectamente descrito por la autora en muy pocas páginas y a lo largo de la narración se presentan varias escenas con tanta fuerza y capaces de evocar tamañas sensaciones que no pude evitar compararla por momentos con Rebeca de Daphne du Maurier.

Investigando por la red, he descubierto que Ethan Frome tuvo su adaptación cinematográfica con el mismo título en 1993 con Liam Neeson, Patricia Arquette y Joan Allen como protagonistas. Aún no he tenido la oportunidad de verla, pero no creo que tarde mucho en cuanto tenga un rato, pues me pica la curiosidad ver cómo la adaptaron.

Para este libro sólo tengo palabras de elogio. Ha sido una maravillosa sorpresa que os recomiendo sin ninguna duda. ¿Lo conocíais?




Recordad que también podéis visitar la página de Facebook del blog






lunes, 30 de enero de 2017

Donde reside el amor


Título original: How to make an american quilt
Año: 1995
Duración: 117 minutos
Director: Jocelyn Moorhouse
Intérpretes: Winona Ryder, Dermot Mulroney, Ellen Burstyn, Anne Bancroft, Alfre Woodward, Lois Smith, Jonathon Schaech

Unos días atrás tuve la oportunidad de ver de nuevo la película Donde reside del amor. Seguramente muchos de vosotros no tengáis ni idea de cuál es, pues en su momento pasó bastante desapercibida y actualmente me da la impresión de que ya está totalmente olvidada. Es por eso que aprovecharé la entrada de hoy para descubrírosla y, tal vez, convenceros para que le deis una oportunidad.

La protagonista de la historia es Finn (Winona Ryder) una joven recién licenciada que se siente insegura ante el futuro que le aguarda. Está prometida con un joven encantador, pero tras sufrir de pequeña el divorcio de sus padres, duda en si dar el gran paso es lo adecuado. Ante tal confusión, decide tomarse un tiempo para reflexionar y acabar su tesis y para hacerlo, se muda durante el verano a casa de su abuela y de su tía abuela que viven en un idílico pueblecito. Allí, se reencontrará con las amigas de su familia que le están preparando una colcha como regalo de bodas. Es una colcha muy especial ya que cada una de las mujeres se encarga de elaborar un pedazo en el que explican lo que significa el amor para cada una de ellas. A través de la costura de esa colcha, Finn irá descubriendo las grandes historias de amor que vivieron cada una de esas mujeres y gracias a esas experiencias, la joven será capaz de tomar una decisión.

Como ya habréis adivinado, Donde reside el amor es una historia coral planteada desde un punto de vista femenino. Aquí las mujeres son las absolutas protagonistas de las historias y los hombres quedan relegados a un segundo plano. Son retratos muy personales realizados con muchísima sensibilidad. Es estupenda la cantidad y variedad de temas que esconden todas las historias: amores juveniles, grandes pasiones, amores imposibles, amores prohibidos durante la época de la esclavitud, el amor entre madre e hija, las infidelidades, las traiciones, la lujuria como enfermedad, las tentaciones, el rencor y el resentimiento, la soledad, la capacidad de perdonar y seguir adelante, ... 

Donde reside el amor es una película que se desarrolla lentamente, pero en ningún momento se hace pesada.  Es una cinta tranquila que se saborea poco a poco. Las historias están muy bien enlazadas, ofreciéndonos al final un conjunto perfecto. En ningún momento se tiene la sensación que haya historias más flojas que otras, sino que cada una es diferente y especial a su manera. Gran parte del mérito la tiene el elenco de actrices escogido. Las veteranas Ellen Burstyn y Anne Bancroft están sublimes en pantalla hasta el punto de eclipsar a una encantadora Winona Ryder. Lois Smith, Jean Simmons y Maya Angelou también bordan sus interpretaciones. Por la película también nos encontramos con las interpretaciones de unos jovencísimos Alfre Woodard, Samantha Mathis, Claire Danes o Jared Leto haciendo la réplica de joven a los veteranos actores.

Un par de aspectos más que destacan en la película son la fotografía y la excelente banda sonora compuesta por Thomas Newman. Su música es preciosa y está llena de sensibilidad.

¿Qué más podría deciros de ella? Simplemente, que le deis una oportunidad. Os garantizo que pasaréis un buen rato con esta historia de aprendizaje. Seguro que os echáis alguna que otra risa y soltáis alguna lagrimita. Ideal para disfrutarla una tarde tranquila de éstas de invierno, bajo una buena manta y una bebida caliente. Si os animáis, espero que me lo contéis en los comentarios. :)


 

jueves, 19 de enero de 2017

Regalos de las pasadas Navidades

Aunque llevamos ya 19 días del nuevo año, no me he podido resistir y os traigo una entrada cortita para enseñaros qué me regalaron este año.
 
Foto de familia de los regalitos que me hizo mi chico estas Navidades
 
  • Un cuaderno de colorear los grandes clásicos Disney junto con una caja de colores de madera Alpino. Supongo que os habréis fijado que últimamente los cuadernos de colorear para adultos están de moda. Librerías y grandes superficies están repletas de ese tipo de libros y cada vez con mayor variedad y temáticas, desde pintar ciudades a mandalas o personajes (Frozen, Jane Austen, Astérix y Obélix, ...). A mi me regalaron el que veis en la foto, con El rey león, no sé si para recordar mis tiempos mozos en los que me entretenía horas y horas pintando o si cómo terapia de relajación (ésa parece ser la funcionalidad para los adultos).  Sea como sea, ya lo he estrenado y lo cierto es que me lo paso como una enana XDD
  • Un par de libros que hacía tiempo que les tenía ganas: Cartas de una cazadora, segunda parte tras Cartas de una pionera y Cuentos de viajeros y posadas de mis queridos Wilkie Collins y Charles Dickens.
  • Figura Gorjuss de la que me enamoré nada más verla ^_^ Es taaan bonita, una preciosidad, súper bien hecha y estupendamente pintada y... ¡no es nada pequeña!. Se nota un montón que las hacen una a una y no en cadena.
 
No me quejo nada de mis regalos, este año han sido muy buenas elecciones. Ya tengo las noches ocupadas pintando mientras veo la tele, un par de libros que no creo que tarde mucho en leer y una figura que decorará muy bien nuestro salón.
 
¿Qué tal fueron vuestras Navidades? ¿También acertaron con vuestros regalos? No seáis tímidos y contadme en los comentarios
 
¡Nos leemos!
  
 

martes, 17 de enero de 2017

Recapitulando 2016

Llevo tanto tiempo sin publicar nada en el blog... Muchos meses, lo sé, qué me vais a contar. El pasado año fue bastante extraño, tengo la sensación que hice bastantes cosas pero también que el tiempo se me escapó en muchas ocasiones.
 
Por eso, antes de entrar de pleno en este 2017, voy  a echar un último repaso al año 2016 y así os pongo al día de lo qué he estado haciendo.

Cumpliendo sueños

Lo más importante del año pasado fue que hice realidad uno de mis mayores sueños desde que era una cría visitando Nueva York. Nos alojamos durante 11 días en la ciudad que nunca duerme y como todo buen turista hicimos las cosas más típicas: subir al Empire State, pasear por Central Park, visitar la Estatua de la Libertad y Ellis Island y algunos de los museos más famosos. También probamos la típica comida americana, nos perdimos por Times Square y asistimos no a uno, sino a un par de musicales. Hubo tiempo  para presenciar el famoso desfile de Macy's para Acción de Gracias, pasear por los mercadillos navideños, hacer una escapada a Washington y enamorarme de una de sus librerías (Barnes & Nobles es una maravilla y me dio la oportunidad de asistir a una charla de Anne Rice y llevarme a casa su último libro autografiado).

 
 

Viendo películas...

No tengo la impresión de haber ido al cine tanto como otros años. A grosso modo, ahora mismo sólo recuerdo haber visto en pantalla grande Deadpool, Batman v. Superman, Escuadrón suicida o  Los siete magníficos. Por lo que veo, mucho superhéroe XD  Eso sí, en casa nos hemos puesto las botas viendo películas. Para todos los gustos, viejas y recientes, buenas y malas, entretenidas y aburridísimas. Algunas de ellas: Stocker, Draft day, El loco del pelo rojo, Vacaciones, Mad Max. Furia en la carretera, Un hombre de altura, Tras la pared, ....
 

... y muchas series
 
Las series siguen siendo una de mis mayores aficiones y aunque no puedo ver todas las que me gustaría, el año pasado vimos unas cuántas. Seguimos poniéndonos al día con las nuevas temporadas de viejas conocidas de las que ya os he hablado en alguna ocasión: Agentes de Shield, Arrow, Gotham, Killjoys, Dark matter, Orphan Black, Scandal, When calls the heart, Wayward pines, The Royals, Izombie o The Flash. Pero también hicimos hueco a nuevas incorporaciones:  lo nuevo de las chicas Gilmore, Supergirl, 11.22.63, La extraña pareja, Las crónicas de Shannara, Cazadores de sombras, Limitless o La reina de las sombras.  




 





Leyendo un poco entre fotograma y fotograma

En el 2016 conseguí superar mi reto en Goodreads y he leído los 12 libros que me propuse. Ha habido grandes lecturas como Marido y mujer de mi queridísimo Wilkie Collins, Un árbol crece en Brooklyn de Betty Smith o el recopilatorio de cuentos de Louisa May Alcott,  Sirenitas. También hubo alguna que otra decepción como Barry Lyndon de William Thackeray, Las razones de Jo de Isabel Franc o Seda de Alessandro Baricco. Y por supuesto, hubo tiempo para una relectura, como acostumbro a hacer cada año. Esta vez aproveché para recuperar la biografía de James Dean. Si queréis ver el resto de lecturas del pasado año, podéis hacerlo aquí.
 

Pasando de los retos

El mayor fracaso este año es que no he superado ninguno de los retos que me propuse.
 
- A pesar de que he visto muchísimas películas este año, me resultó bastante complicado poder encajarlas en las categorías del reto cinéfilo, así que no para no agobiarme y empezar a ver cosas que no me interesaban por cumplir el reto (como había pasado otros años), decidí dejarlo aparcado.
 
- Del reto "Libros olvidados", sólo he leído 4 libros de los de 10 de la lista. Aunque no lo haya completado, al menos me siento satisfecha por haber aumentado algo mi ritmo lector y haber hecho el intento de reducir la lista de libros pendientes. Y digo intento, porque este año he comprado algunos libros más, que ya os presentaré en próximos In my mailbox, que han hecho que mi lista de pendientes, en lugar de disminuir, haya aumentado ligeramente.


Visto en conjunto, 2016 ha sido bastante satisfactorio. Espero, ya de cara a este nuevo año, ser más constante con el blog y no dejaros tan abandonados. Mientras tanto, recordad que podéis visitar la página de Facebook de Al buen tuntún dónde suelo publicar con más asiduidad.

¡Hasta la próxima!
 


jueves, 7 de julio de 2016

Sorteo Persuasión - Libro + DVD

Hace tiempo que decidí que no me apuntaría a sorteos, si lo que se sorteaba no era realmente de mi interés. Y bueno, hace unos días en el blog Las inquilinas de Netherfield han organizado un sorteo tan atractivo, que aquí estoy probando suerte.


Se trata del sorteo de la edición conmemorativa que acaba de lanzar al mercado la editorial dÉpoca del último libro de Jane Austen, Persuasión. Una edición preciosa llena de ilustraciones y con una traducción mucho mejor, que me tiene enamoradita desde el primer momento que la vi. Además de la novela, el ganador también se llevará la adaptación cinematográfica que hizo la cadena ITV en 2007.
 
Como veis, el premio merece mucho la pena. En este enlace tenéis toda la información que necesitáis por si os queréis apuntar al sorteo. Y si no conocéis el blog de estas chicas os animo a que le echéis un vistazo. Siempre traen reseñas la mar de interesantes sobre gran variedad de libros y clásicos.
 
¡Hasta la próxima!
 
 
 
 

lunes, 4 de julio de 2016

'Las razones de Jo' de Isabel Franc



Título: Las razones de Jo
Autor: Isabel Franc
Editorial: Lumen
Fecha de publicación: 2005
Páginas: 150
Puntuación: 2/5
 
 
 
La historia de Mujercitas me encanta, desde pequeñita. Todo empezó con la adaptación animada que ponían en Antena 3, luego le siguió la adaptación en cine de los 90 y la novela. La historia y los personajes que ideó Louisa May Alcott me enamoraron y me han acompañado a lo largo de mi vida. Mi personaje favorito de las cuatro hermanas era Jo (¿a quién no le gustaba Jo?), esa chica vivaracha, atrevida, algo terca y valiente que soñaba con ser escritora y que no necesitaba a ningún chico a su lado para hacer sus sueños realidad. Al igual que muchos lectores, yo en su momento, tampoco entendí cómo es que decidía rechazar a Laurie para casarse con un profesor mucho mayor que ella.
 
Las razones de Jo, el libro que os comento hoy, viene a explicarnos por qué Jo hizo lo que hizo a lo largo de la novela de Mujercitas. Este libro me lo descubrió una amiga hace años, pero aunque me picaba la curiosidad nunca me animé a comprarlo ni a leerlo. Siempre me acaban decepcionando un poco las continuaciones que hacen otros autores de historias que me gustan. Pero como ya os comenté en el último IMM, para Sant Jordi este año decidimos entre las amigas prestarnos un libro que creyéramos que podría gustarnos y a mi me tocó éste.
 
Confieso que el libro tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Algunas me gustaron mucho, pero otras me disgustaron tanto que de ahí la puntuación baja que le di globalmente al libro. Empiezo por las buenas. Un punto a su favor es que es una novela cortita y se coge con ganas. Los acontecimientos son los mismos que en la novela original pero vistos desde el punto de vista de Jo, todos y cada uno de ellos. Así que empieza con el padre yendo a la guerra, las hermanas que se quedan en casa, la amistad de Jo con su vecino, el club Pickwick, las peleas con Amy, su estancia en Nueva York, etc, etc. Todo es tan similar que una a veces se olvida que no está leyendo Mujercitas. La autora logra en cierta forma trasladarnos a la novela original y olvidarnos que quién escribe no es Louisa May Alcott. Está narrado con un estilo ágil y ameno que hace que el libro se lea en un santiamén.
 
Los aspectos más negativos para mí serían las licencias que se ha tomado Isabel Franc. Empezando por el padre de las hermanas March, una figura bastante idealizada en la novela original y que aquí es retratado como un hombre machista, egoísta y manirroto, incapaz de gestionar la economía de su familia y al que se sugiere que va a la guerra, no por patriota sino para alejarse de su mujer e hijas.
 
Tampoco comparto la visión que da de Jo. Para mí, era una joven osada, soñadora, creativa, algo alocada e inconsciente, pero de buen corazón que con el paso del tiempo iba madurando. Pero, leyendo esta novela me he encontrado con una Jo muy cínica e irónica, basta en ocasiones y muy sexual. Me costó concebir una Jo con esa forma de ser. Además, tampoco he aceptado el "secreto" que tiene Jo, que justifica en gran medida las decisiones que tomó la joven. Entiendo que el recurso de la autora es  inesperado y sorprendente y también, en cierta forma, es un camino lógico para desarrollar toda la trama y tendría sentido que no se hubiera mencionado en la novela original, teniendo en cuenta la época en la que se escribió, pero aún así, es un argumento que me cuesta de creer y que desmonta la teoría que yo me había formado de por qué se casó con el profesor Bhaer. No os desvelo el "secreto" por si os animáis a leerlo ;)
 
Y la tercera cosa que más detesté mientras lo leí fue que la autora abandonase el uso genérico del masculino y lo sustituyera por un genérico femenino. Por ejemplo, se refería a Laurie y Jo como nosotras. Creo que con ello intentó marcar el carácter feminista de Jo, pero es un recurso que a menudo generaba confusión y la verdad, me chirriaba demasiado. Personalmente, no me desagrada el genérico masculino y nunca me he sentido excluida por su uso, con lo cuál no comparto esta reivindicación mediante el estilo narrativo.
 
 
Eso sí, leer esta novela me dio unas ganas enormes de volver a ver la película y de releer Mujercitas y acercarme a otros libros de la autora que aún tengo pendientes: Hombrecitos, Primitos, Los chicos de Jo, ...
 
¿Recomendaría este libro? Desde luego no está hecho para todo tipo de públicos y no lo recomendaría para todos aquellos que adoréis el libro de Louisa May Alcott. Pero si os pica la curiosidad por ver un nuevo enfoque sobre una vieja historia ya conocida, éste es vuestro libro.
 
 
P.D. Recordad que si os apetece podéis pasaros por la página de Facebook donde voy actualizando cosillas con más asiduidad 
 
¡Nos leemos!